La masticación y el desgaste anticipado de los implantes dentales

Cómo influyen los cambios en el lado de masticación posteriores en la vida útil de estas estructuras.

En el mundo se colocan alrededor de 2 millones de implantes. Sobre ellos, se instalan prótesis fijas. Sin embargo, en el 4 a 5 por ciento de los casos se detecta un desgaste prematuro ocasionado por microdaños por un cálculo incorrecto de la de la carga en el implante previa a la intervención.

En “Change in the Dominant Side of Chewing as a Serious Factor for Adjusting the Prophylaxis Strategy for Implant-Supported Fixed Dental Prosthesis of Bounded Lateral Defects” se intentó dar respuesta a la causa del desgaste prematuro de los implantes. Los investigadores estudiaron los efectos de cambiar el lado dominante en la masticación una vez instalado el implante con estructuras fijas.  Ejecutaron su hipótesis sobre indicadores principales de osteointegración, adaptación a las prótesis y el estado clínico dental de los pacientes.

El ensayo clínico se llevó a cabo con 64 pacientes con prótesis fijas implantosoportadas intraóseas y 56 voluntarios aparentemente sanos. Se analizó la determinación del lado funcionalmente dominante de la masticación, los indicadores de gnatodinamometría y electromiografía de los músculos masticatorios así como criterios radiológicos de osteointegración. Por su parte, los resultados generales del tratamiento se observaron a través de una escala analógica visual y por medio de un cuestionario médico objetivo titulado “Pronóstico de adaptación a las estructuras ortopédicas”.

Angelina Zekiy, Evgenii Bogatov, Igor Voronov, Martiros Sarkisyan y Ernest Llaka fueron los responsables de esta investigación. “Después de la aplicación y fijación de las dentaduras postizas fijas soportadas por implantes intraóseos, hubo un cambio en el lado dominante de la masticación en 40 (62%) pacientes (18 hombres y 22 mujeres) dentro de los 3 a 6 meses, lo que consideramos como un retorno a el estado que existía antes de la formación de los defectos limitados”. El 38 por ciento de los voluntarios restantes (9 hombres y 14 mujeres) mantuvieron su lado dominante de la masticación.

“Varios de estos casos se explicaron por cambios de compromiso en la naturaleza de la masticación debido a la presencia de defectos en la dentición en el lado no protésico”, añadieron.

En líneas generales, “el cambio del lado dominante de la masticación es un factor grave que afecta la adaptación a las estructuras fijas soportadas por el implante”, afirma Zekiy y su equipo. Este cambio se observó en un período de 3 a 6 meses tras la colocación del implante y la prótesis fija y trae como efecto una mayor carga en los músculos masticadores y dentaduras postizas montadas. “Es conveniente considerar estos factores al planificar un complejo de adaptación individual del paciente para estructuras ortopédicas dentales”, finalizaron.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*