Coronavirus también en la saliva: ¿de la boca al resto del organismo?

Tras el descubrimiento de carga viral en la saliva de personas positivas de COVID-19, se abren nuevos interrogantes sobre cómo funciona y se disemina este virus.

Los doctores Blake Warner y Kevin Byrd son los líderes de un grupo extenso de investigadores que se dedicaron a arrojar más luz sobre la incidencia del coronavirus en la cavidad oral. Para ello, se abocaron  al estudio de la saliva en sujetos infectados y volcaron sus resultados en el artículo SARS-CoV-2 infection of the oral cavity and saliva publicado en la revista Nature Medicine.

Estos científicos generaron y analizaron dos conjuntos de datos de secuenciación de ARN de una sola célula de las glándulas salivales menores humanas y la encía (9 muestras, 13,824 células) e identificaron 50 grupos de células. Luego, clasificaron 34 subpoblaciones celulares únicas a través de la normalización y la anotación celular integradas. Observaron que los como los miembros de ACE2 y TMPRSS, factores de entrada viral del síndrome respiratorio agudo severo coronavirus, se enriquecieron ampliamente en las células epiteliales de las glándulas y las mucosas orales. Con evaluaciones octogonales de expresión de ARN y proteínas lograron confirmar que el virus infectó glándulas y mucosas.

“La saliva de individuos infectados con SARS-CoV-2 albergaba células epiteliales que exhibían expresión de ACE2 y TMPRSS e infección sostenida por SARS-CoV-2. Se encontró que las fracciones de saliva acelular y celular de individuos asintomáticos transmitían el SARS-CoV-2 ex vivo”, apuntan los autores en su escrito.

Además, demostraron distintas dinámicas de diseminación viral en las muestras de saliva y nasofaringe emparejadas así como que carga viral salival se correlacionó con los síntomas de COVID-19 incluyendo la pérdida del gusto. Una vez recuperada de su padecimiento, la cohorte asintomática exhibió anticuerpos IgG salivales sostenidos contra el SARS-CoV-2.

La conclusión de este paper científico fue que los datos mostraron que la cavidad oral es un sitio importante para la infección por coronarivus y que la saliva es una ruta potencial de su transmisión.

“Cuando se ingiere saliva infectada o se inhalan pequeñas partículas de ella, creemos que potencialmente puede transmitir el SARS-CoV-2 a nuestra garganta, nuestros pulmones o incluso nuestras entrañas”, aseveró Kevin Byrd citado por el portal Intramed. 

“Al revelar un papel potencialmente subestimado de la cavidad oral en la infección por SARS-CoV-2, nuestro estudio podría abrir nuevas vías de investigación que conduzcan a una mejor comprensión del curso de la infección y la enfermedad. Esta información también podría informar las intervenciones para combatir el virus y aliviar los síntomas orales de COVID-19”, concluyó Blake Warner a Intramed.

La conclusión de este paper científico fue que los datos mostraron que la cavidad oral es un sitio importante para la infección por coronarivus y que la saliva es una ruta potencial de su transmisión.

“Cuando se ingiere saliva infectada o se inhalan pequeñas partículas de ella, creemos que potencialmente puede transmitir el SARS-CoV-2 a nuestra garganta, nuestros pulmones o incluso nuestras entrañas”, aseveró Kevin Byrd citado por el portal Intramed. 

“Al revelar un papel potencialmente subestimado de la cavidad oral en la infección por SARS-CoV-2, nuestro estudio podría abrir nuevas vías de investigación que conduzcan a una mejor comprensión del curso de la infección y la enfermedad. Esta información también podría informar las intervenciones para combatir el virus y aliviar los síntomas orales de COVID-19”, concluyó Blake Warner a Intramed.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*