Avances en el uso de dispositivos LEV para evitar la contaminación por dispersión de microgotas

Preocupados por mejorar la bioseguridad de los tratamientos, nuevos resultados de experimentos con LEV arrojan más seguridad sobre esta tecnología.

Las microgotas y aerosoles son un punto de interés por su capacidad de propagación de patógenos en el ambiente durante la práctica odontológica.

En la investigación por mejorar los recaudos y las tecnologías existentes para reducir al mínimo estas dispersiones, investigadores liderados por J. R. Allison (Universidad de Newcastle, Reino Unido) indagaron sobre el efecto de un dispositivo local exhaust ventilation (LEV, sus siglas en inglés) con filtración de aire de partículas de alta eficiencia (HEPA) y un caudal de 5.000 l / min.

Si bien ya existe bibliografía sobre este equipamiento, para Allison este estudio fue “el primero en examinar el efecto de LEV tanto en gotas sedimentadas como en aerosoles suspendidos simultáneamente y el primero en capturar aerosoles suspendidos con un trazador específico para procedimientos dentales (es decir, no potencialmente de otra fuente como cuando se miden partículas solamente)”, explicó en el artículo Local Exhaust Ventilation to Control Dental Aerosols and Droplets (publicado en el Journal of Dental Research).

Las pruebas se llevaron a cabo con una pieza de mano de turbina de aire en un laboratorio de enseñanza clínica de 825,4 m3 en la citada Universidad. Se construyó una plataforma alrededor de un maniquí dental y se extremaron las medidas de cerramiento, ingreso y egreso de personal durante el experimento. Allí, el equipo realizó preparaciones de corona de 10 minutos de duración.

Otra diferencia con otros estudios fue el posicionamiento de LEV que en este caso fue óptimo para la captura de aerosol (10 cm).

Los autores concluyeron que si bien ninguna medida de mitigación por si sola puede eliminar completamente el riesgo de los bioaerosoles dentales, el LEV puede resultar un enfoque útil junto a otras medidas para reducir la dispersión y el riesgo de exposición a otros patógenos.

Específicamente, el estudio demostró que LEV mermó los aerosoles de los procedimientos dentales en al menos un 90 % dentro de 0,5 m. y se mostró como una tecnología “prometedora”.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*