Enzimas PDE4 y su relación con la boca seca: una puerta que se abriría para futuros tratamientos

Se investiga el efecto antiinflamatorio en la glándula salival de a partir de la inhibición de esta enzima.

Boca Seca

La doctoranda Abigail Boyd y sus colegas de la University of South Alabama (Estados Unidos) trabajaban con el objetivo de estudiar respuestas antiinflamatorias que mejoren la función pulmonar ante enfermedades como las infecciones, la fibrosis quística y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Sin buscarlo, encontraron que sus ratones comenzaron a salivar cuando los trataban con un inhibidor de las enzimas fosfodiesterasa-4 (PDE4) para mejorar la respiración. Así, se preguntaron si esto podría considerarse como terapia para la boca seca.

Entre los inhibidores de la PDE4 que estaban estudiando se encuentra el roflumilast que se utiliza clínicamente para tratar la EPOC.

“Aunque las causas de la disfunción de las glándulas salivales son variadas, a menudo hay un componente inflamatorio”, explicó Boyd en Dentistry Today. “Por lo tanto, además de estimular las secreciones salivales, la inhibición de la PDE4 también puede ejercer beneficios terapéuticos al aliviar las respuestas inflamatorias que causan la disfunción de las glándulas salivales”.

Por ello, estos investigadores continúan explorando los mecanismos que operan en la inhibición de PDE4 y planean averiguar si sus hallazgos se pueden aplicar en las personas. Sus descubrimientos fueron presentados en la reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Farmacología y Terapéutica Experimental durante la reunión virtual de Biología Experimental 2021.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*