Cuando la hiperglucemia desacopla el mutalismo huésped-bacteriano

Nueva evidencia exhibe la interacción entre diabetes mellitus 2, periodontitis y  el microbioma de la cavidad bucal.

Purnima Kuumar, profesora de Periodontología de la Universidad Estatal de Ohio, investigó la alteración del mutualismo bacteriano-huésped en pacientes con periodontitis y diabetes mellitus tipo 2 (DM2). Su objetivo, y el de su equipo de trabajo, fue cuantificar el impacto de la hiperglucemia en esta interacción huésped-bacteriana en personas con periodontitis y mapear estas relaciones tras la terapia mecánica no quirúrgica.

Para ello, estudió a 17 sujetos con DM2 y 17 sin DM2 con periodontitis crónica grave generalizada. También, a veinte 20 individuos periodontalmente sanos. Las personas con periodontitis recibieron un tratamiento con raspado y alisado radicular (SRP).

Asimismo, recolectó muestras de biofilm subgingival y de líquido crevicular gingival al inicio del estudio y a los 1, 3 y 6 meses después del tratamiento. Generó correlaciones entre 13,7 millones de secuencias de ADN ribosómico 16S y 8 mediadores inmunes. Empleó el análisis de redes diferenciales para moldear las interacciones intermicrobianas y huésped-microbiano.

Kuumar y sus colegas observaron “una ruptura en el mutualismo huésped-bacteriano en la periodontitis, con interacciones interbacterianas en lugar de interacciones huésped-bacterianas que determinan principalmente el ensamblaje de la comunidad. La hiperglucemia agrava aún más este mutualismo desacoplado”. 

La característica de una buena salud periodontal fue la escasa red interbacteriana y altamente conectada de citocinas-bacterianas. En cambio, aquellas personas normoglucémicas y con DM2 con periodontitis manifestaron sólidos centros congenéricos e intergenéricos, pero significativamente menos conexiones citocinas-bacterianas.

Luego del tratamiento con raspado y alisado radicular, en los normoglucémicos los bordes de las citocinas-bacterianas aumentaron 2  veces después del primer mes y 10 veces a los 6 meses. También, demostraron un mayor recableado de los ganglios anclados por interleucina (IL) -4, IL-6 e IL-10.

Sin embargo, en los hiperglucémicos los bordes de las citocinas-bacterianas se duplicaron al mes pero no manifestaron más cambios desde entonces. Los ganglios anclados por interleucina IL-1β, IL-6, INF-γ e IL-17 exhibieron un recableado progresivo.

 “Nuestros datos también demuestran que, si bien la terapia no quirúrgica podría no alterar consistentemente la abundancia microbiana o reducir las moléculas proinflamatorias, ‘reinicia’ la interacción entre el sistema inmunoinflamatorio y el microbioma recién colonizador, restaurando el papel del sistema inmunológico en la determinación de la colonización bacteriana. Sin embargo, este resultado es menor y retardado en hiperglucémicos”, apuntó Kuumar.

Estas conclusiones, así como el desarrollo de la investigación de la profesora Purnima Kuumar y sus colaboradores, quedaron plasmadas en el artículo “Interacciones subgingivales huésped-microbiano en individuos hiperglucémicos” publicado en Journal of Dental Research.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*