Cirugía vascular y screening dental preoperatorio

Un estudio estadounidense que se desarrolló por seis años no encontró diferencias en la tasa de mortalidad postoperatoria en los pacientes tratados con distintos criterios de screening dental preoperatorio.

 

Al abordar el tema de las enfermedades cardiovasculares, existe un consenso de que las infecciones odontogénicas podrían ser motivo de infección valvular: se identificaron bacterias orales en el miocardio infectado.

Es por ello que se recomienda el screening dental preoperatorio (PDS) en cirugía valvular a modo de identificar y eliminar previamente posibles fuentes orales de infección y así el riesgo de infecciones y mortalidad temprana.

Al no haber una definición en cuanto a protocolos o guía de PDS, el enfoque suele ser tratar las infecciones orales sintomáticas o bien las sintomáticas y asintomáticas antes de la cirugía.

Así todo, “la magnitud de los beneficios y los efectos adversos de los diferentes enfoques de PDS sobre las complicaciones posvalvulares y la mortalidad temprana aún no está clara”, afirma el portal Intramed en su artículo Infección odontológica y morbimortalidad en cirugía cardíaca valvular.

En él, se cita el estudio llevado a cabo por el doctor Naman R. Rao (Universidad de Harvard) y su equipo sobre el cribado dental preoperatorio antes de la cirugía valvular cardíaca (Preoperative dental screening prior to cardiac valve surgery and 90day postoperative mortality).

El estudio, que comparó dos abordajes diferentes de PDS con mortalidad a los 90 días posteriores a la cirugía valvular, utilizó dos criterios: uno enfocado (FocA) en pacientes del Brigham and Women’s Hospital y un enfoque integral (CompA) en los del Massachusetts General Hospital. El total de pacientes fue de 1.835 y el período abarcado fue de enero de 2009 a diciembre de 2016.

En el grupo FocA, el 96% de los pacientes (1097/1143) recibieron autorización dental en un solo encuentro. El 3,3% se realizaron radiografías y se los sometió a extracciones dentales. Por su parte, entre los pacientes de la estrategia (CompA), el 35,5% (245/692) fueron autorizados para realizarse la cirugía en un solo encuentro. El 94,2% se hizo radiografías y el 21,8% tuvieron extracciones dentales.

“No hubo diferencias en la mortalidad a los 90 días después de la cirugía valvular entre los pacientes que se sometieron a FocA versus CompA de PDS.”, afirmó el Dr. Rao en su artículo. Asimismo, agregó que la reintervención por infección fue menor en FocA frente a CompA, mientras que “la septicemia postoperatoria aumentó en la cohorte FocA (1,7%) en comparación con CompA (0,7%)”, finalizó.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*