Bifosfonatos y ortodoncia (2ª parte)

La segunda parte de las conclusiones de un equipo de odontólogos que exploraron la relación entre bifosfonatos y ortodoncia a través de una revisión bibliográfica. Efectos en la sutura media palatina, osteonecrosis y recomendaciones.

Una investigación llevada a cabo por los doctores Álvaro Sala Gracia, Rebeca Serrano Zamora, Cristina Madrigal Martínez-Pereda, Natalia Tejedor Sanz y Rocío Cerero Lapiedra (todos ellos odontólogos de la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid, España) relacionó los efectos, positivos y negativos, de la terapia con bifosfonatos en el tratamiento con ortodoncia.

La misma consistió en una revisión bibliográfica de artículos publicados desde 2010 y disponibles en las bases de datos Pubmed, Cochrane, Web of Science, ScienceDirect y Scopus. Fue publicado en diciembre de 2020 en Gaceta Dental bajo el título Influencia del uso de bifosfonatos en el tratamiento ortodóncico.

En la entrega anterior, el doctor Álvaro Sala García y sus colegas explicaron la incidencia de estos fármacos sobre el desarrollo de los osteoclastos, la movilidad dental y el anclaje.

En esta segunda parte, se describen sus efectos en la sutura media palatina. “Tras realizar procedimientos de expansión maxilar, el uso de bifosfonatos parece tener un efecto preventivo respecto a la recidiva esquelética que se puede producir posteriormente. La administración local de bifosfonatos, en combinación con una retención mecánica, puede ser un mecanismo de retención eficaz en los casos en los que se haya realizado una expansión rápida del maxilar”, explicaron a Gaceta Dental.

Con respecto a la osteonecrosis asociada al tratamiento ortodóncico, explican que existen grupos de investigación que estudiaron el papel de la terapia con bifosfonatos durante la terapéutica ortodóncica como posible factor predisponente para la aparición de osteonecrosis sin poder llegar a una relación. Tampoco encontraron casos de osteonecrosis maxilar secundaria a los tratamientos de ortodoncia.

Ante la ausencia de nuevos protocolos, los autores recomiendan repasar las propuestas elaboradas por Zahrowski en 2007 para aquellos pacientes de Ortodoncia que están en tratamiento antireabsortivo con bifosfonatos:

-Redactar una historia clínica completa que incluya información detallada del paciente así como información sobre la administración del bifosfonato, en cuanto a la duración del tratamiento, dosis y frecuencia de uso.

-No es recomendable el tratamiento de ortodoncia en pacientes oncológicos de alto riesgo.

-Los pacientes de bajo riesgo (con osteoporosis o con una situación oncológica ya controlada) se necesita evaluar y modificar el plan de tratamiento para evitar o minimizar la cirugía electiva y las extracciones; minimizar el movimiento de los dientes, las presiones sobre los tejidos durante el tratamiento, limitar el tiempo de tratamiento y, de ser necesario, la interrupción temprana del mismo.

También, como se explicó en la primera parte, “se debe tener en cuenta que los efectos adversos de estos fármacos respecto al tratamiento de Ortodoncia parecen ser menores cuando el número de dientes implicados, el rango de movimiento y el tiempo de tratamiento son menores”, recuerdan los investigadores.

Finalmente, el doctor Álvaro Sala García y colaboradores indican que sería  interesante realizar una guía clínica y protocolos de actuación para los pacientes que estén en tratamiento con bifosfonatos y vayan a someterse a tratamiento de Ortodoncia.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*