Una proteína se suma a la lucha contra el Alzhéimer

Se demostró su poder antibacteriano contra la Porphyromomnas gingivalis, una bacteria de la enfermedad periodontal relacionada con este trastorno neurológico.

Cada vez se arroja más luz sobre la relación entre el microbioma bucal y distintas enfermedades del organismo. Entre ellas, se encuentra la bacteria Porphyromomnas gingivalis que podría estar relacionada con el Alzhéimer. 

Este puente entre el microorganismo y la enfermedad neurodegenerativa ya fue trazado por científicos como Piotr Mydel, para quien existen “pruebas basadas en el ADN de que la bacteria que causa la gingivitis puede pasar de la boca al cerebro” (citado por Gaceta Dental). 

De ser así, entusiasma el descubrimiento de una proteína que inhibiría la proliferación de este patógeno característico de la enfermedad periodontal. 

Se trata de una investigación realizada por Antonio Nanci y su equipo de la Universidad de Montreal (Canadá). Se centró en el estudio de la fosfoproteína secretora de unión a calcio prolina-glutamina rica 1 (SCPPPQ1). Esta proteína se produce por el epitelio gingival para mediar su unión a los dientes. 

“Nuestro objetivo era explorar más a fondo el potencial antibacteriano de SCPPPQ1 humano mediante la caracterización de su modo de acción y la identificación de sus porciones activas”, especificó Nanci en su artículo Effect of human secretory calcium‑binding phosphoprotein proline‑glutamine rich 1 protein on Porphyromonas gingivalis and identification of its active portions

Para ello, se llevó a cabo un análisis in silico (un análisis informático detallado) que arrojó que SCPPPQ1 posee paralelos moleculares con los péptidos antimicrobianos. Al incubar esta proteína con la Porphyromonas gingivalis, el resultado fue la merma el número de bacterias, la formación de agregados y la ruptura de la membrana.

“En conjunto, estos datos sugieren que SCPPPQ1 humano exhibe capacidad antibacteriana y proporciona una nueva perspectiva de su mecanismo de acción”, afirmó el equipo investigador en el artículo mencionado y publicado en Scientific Reports de Nature.

Más allá de sus manifestaciones orales, la enfermedad periodontal y específicamente la P. gingivalis están relacionadas con enfermedades como la diabetes, los trastornos pulmonares, el cáncer colorrectal, la disbiosis y el Alzhéimer. 

Si SCPPPQ1 puede retardar destruir o retardar el crecimiento este patógeno, se podría atacar la causa de los problemas en su origen y ayudar a prevenir más de una enfermedad, reflexionó Antonio Nanci en una nota de UDEM Nouvelles (Universidad de Montreal) a propósito de su investigación. 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*