Shock de dolor en la cara: neuralgia del trigémino

Un repaso por los aspectos más importantes de esta patología. 

Paroxismos espontáneos. A veces, provocados. Dolor punzante o algo similar a una descarga eléctrica en la cara. Palabras más, palabras menos, así los pacientes logran expresar el indefinible dolor de la neuralgia del trigémino. 

Se trata de un trastorno de dolor de origen neuropático crónico que afecta la distribución de la segunda (maxilar) o tercer (mandibular) división del nervio trigémino. Suele afectar al lado derecho de la cara con más frecuencia que al izquierdo. 

Sin embargo, no siempre concuerdan la ubicación del dolor con el lugar del desencadenante sensorial. Por ejemplo, el dolor en la sien puede ser producto de un estímulo alrededor del labio inferior o directamente sobre él; o bien un dolor en la frente o labio superior se originó en porciones laterales de la nariz. 

La neuralgia del trigémino afecta más a las mujeres y su incidencia aumenta con la edad. 

Los neurocientíficos de la Universidad de la Sapienza (Roma) Giorgio Cruccu, Giulia Di Stefano, Andrea Truini agregan que esta particular neuralgia se caracteriza por un dolor restringido al territorio de una o más divisiones del nervio trigémino. Estímulos inocuos en la cara o en el territorio intraoral del trigémino pueden desencadenar estos paroxismos de dolor repentinos, intensos y muy breves (de pocos segundos a 2 minutos). 

“Los traumatismos faciales, los procedimientos dentales o la cirugía maxilofacial pueden dañar las ramas del nervio trigémino, provocando un pinchazo paroxístico, similar a una descarga eléctrica o dolor ardiente”, advierten. 

“Sin embargo, los ataques de dolor tienen una duración más prolongada que los paroxismos de la neuralgia del trigémino, y la mayoría de los pacientes también describen un dolor intenso continuo sin zonas de activación sensoriales”, finalizan. 

Para realizar un examen de la neuralgia del trigémino es necesario observar el rostro del paciente mientras está sentado y completamente quieto. En un paroxismo espontáneo de neuralgia del trigémino el profesional puede notar un parpadeo o un pequeño movimiento de la boca desconocido por el propio paciente.

Por su parte, las neuroimágenes son las pruebas de diagnóstico que resultan más útiles para identificar la causa de la neuralgia del trigémino (compresión vascular o enfermedades neurológicas). Para detectar el daño del nervio trigémino se puede emplear la prueba de reflejo corneal. 

Los doctores Cruccu, Di Stefano y Truini realizaron una extensa investigación sobre este tema y plasmaron todas sus conclusiones en el artículo Trigeminal Neuralgia publicado en el New England Journal of Medicine. Sus principales puntos también pueden consultarse en la nota Neuralgia del trigémino de Intramed.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*