Extensa investigación confirma la relación entre enfermedades crónicas y las periodontales 8/22

Además, incluye el impacto de estas patologías bucales en la salud mental.

La asociación entre enfermedades crónicas como cardiopatías y enfermedad periodontal (que abarca desde la gingivitis hasta la periodontitis) fue estudiada durante tiempo y en varios rincones del mundo. 

Sin embargo, “Aunque esta relación podría explicarse a través de la activación de un estado proinflamatorio, existe una falta de evidencia epidemiológica sólida ya que muchas de estas enfermedades crónicas comparten vías patogénicas similares, a menudo mediadas por factores de estilo de vida, incluido el tabaquismo y el nivel socioeconómico”, apuntó el portal de noticias médicas Intramed.


Es por ello que, de acuerdo a este Sitio, el trabajo Burden of chronic diseases associated with periodontal diseases: a retrospective cohort study using UK primary care data podría ser considerado el estudio epistemológico más grande que exploró la enfermedad periodontal con registros de atención primaria en el Reino Unido. Además, también fue el primero en incluir a la salud mental en este análisis. 

El estudio fue liderado por Dawit T. Zemedikun y sus colaboradores de la Universidad de Birmingham. Su objetivo fue identificar la asociación entre las enfermedades periodontales (gingivitis y periodontitis) y las enfermedades crónicas (que incluye a las cardiovasculares, cardiometabólicas, autoinmunes y de salud mental).

Se centró en el análisis de los registros de 64379 pacientes adultos con diagnóstico registrado de enfermedad periodontal por un médico general (pacientes expuestos). El promedio de edad de la cohorte fue de 45 años y la mediana de seguimiento fue de 3,4 años. En el momento de ingreso al estudio, esta cohorte contaba con una mayor posibilidad de tener un diagnóstico de enfermedad cardiovascular, cardiometabólica, autoinmune y de salud mental frente al grupo no expuesto (251161 pacientes).

Cabe agregar que la configuración del IQVIA Medical Research Data-UK abarcó desde el 1° de enero de 1995 hasta el 1° de enero de 2019.

Como relatan los autores, se emplearon modelos de regresión logística que atienden a las covariables de importancia clínica para estimar el OR ajustado (aOR) de tener enfermedades crónicas al inicio en el grupo expuesto en comparación con el grupo no expuesto.

Asimismo, que después se proporcionaron las tasas de incidencia para cada resultado de interés, seguidas del cálculo de los HR ajustados utilizando modelos de regresión de Cox para describir el riesgo de desarrollo de resultados en cada grupo.

“Durante el seguimiento de individuos sin resultados preexistentes de interés, el grupo expuesto tuvo un mayor riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular (…), enfermedad cardiometabólica (…), enfermedad autoinmune (…) y enfermedad mental (…) en comparación con el grupo no expuesto”, apuntó el estudio citado. 

A la par de estos resultados, Zemedikun y sus colaboradores advirtieron que dado que las enfermedades periodontales son muy comunes, “un mayor riesgo de otras enfermedades crónicas representa una carga sustancial para la salud pública”; a modo de reflexión sobre el impacto de este conjunto de enfermedades bucales no solo en la salud sino también en la economía del sistema de salud.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*