Estudian una terapia enzimática dirigida a la biopelícula sin alterar a la microbiota ecológica

El descubrimiento podría abrir la puerta un nuevo tipo de tratamiento dirigido a especialmente la interacción entre hongos y bacterias en la cavidad bucal.

En la lucha contra la enfermedad de la caries, que afecta hasta a la primera infancia, investigadores de la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos) avanzaron en un tratamiento enzimático contra las biopelículas patógenas.

Los líderes de este proyecto,  H. E. Kim y A. Dhall, se enfocaron en la sinergia entre la bacteria cariogénica Streptococcus mutans y el hongo Candida albicans, promotores del desarrollo de biopelículas muy ácidas y virulentas capaces de adherirse a la superficie del diente. Las glucopsiltransferasas (GtfB) se unen a mananos en la pared celular de la Candida albicians y de esta forma funcionan como mediadores de esta interacción.

El trabajo de Kim y Dhall y sus colaboradores se trata de un enfoque enzimático que apunta a las interacciones GtfB-manano en este consorcio entre reinos. Para ello, utilizaron exo y endoenzimas que degradan el manano.

“Estas exo y endoenzimas son altamente efectivas para reducir la biomasa de biopelículas sin matar microorganismos, así como para aliviar la producción de un ambiente de pH ácido que conduce a la caries dental”, apuntan en su trabajo Intervening in Symbiotic Cross-Kingdom Biofilm Interactions: a Binding Mechanism-Based Nonmicrobicidal Approach publicado en el AMS Journals (revista de la American Society for Microbiology).  

Para ello, se empleó microscopía de fuerza atómica de una sola molécula, cizallamiento de biopelículas y se efectuaron análisis de topografía de la superficie del esmalte.

Tras el tratamiento enzimático, se observó una disminución drástica a en las fuerzas de unión de GtfB a C. albicans (de aproximadamente 15 veces), de acuerdo a los datos de la investigación.

La actividad enzimática interrumpió la estabilidad mecánica de la biopelícula. Asimismo, la desmineralización del esmalte dental humano se redujo en forma considerable sin efectos citotóxicos sobre los queratinocitos gingivales.

 “Nuestros resultados representan un progreso significativo hacia una nueva intervención terapéutica no biocida contra las biopelículas patógenas bacterianas y fúngicas dirigidas a las interacciones de unión entre ligando y receptor entre reinos”, concluyeron H. E. Kim y A. Dhall y el equipo firmante del escrito publicado por la American Society for Microbiology.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*