Presencia de factores sistémicos en los distintos estados periodontales

El Dr. Leonidas Barletta, profesor titular de la Cátedra de Periodoncia B de la Facultad de Odontología de la UNLP, analiza sobre la importancia de la infección que representa la enfermedad periodontal como iniciación o agravamiento de las alteraciones en los distintos sistemas que conforman nuestro organismo, como también a la inversa las enfermedades sistémicas pueden facilitar la acción de la placa bacteriana al disminuir las defensas de los tejidos de soporte.

Mucho se ha escrito sobre la iniciación de la inflamación gingival declarando responsable a la placa bacteriana, tal cual lo demuestran los numerosos trabajos realizados que así lo confirman (12).

Pero también cada vez  hay más evidencias  que cuando la lesión involucra a los tejidos de soporte y se pierde inserción hay otros factores extrabucales que intervienen del mismo individuo o del exterior.

Éstos alimentan el concepto de una etiología multifactorial y de una interrelación entre la cavidad oral y el resto del organismo.

También -y a la inversa- las bacterias involucradas en este proceso, algunas altamente patógenas, pueden llegar al torrente sanguíneo desde situaciones cotidianas como la higiene bucal diaria (11), por procedimientos terapéuticos como raspaje y alisado radicular, o por cirugías periodontales o buco maxilofaciales y distribuirse por vía sanguínea.

Así, pueden representar una bacteriemia e insertarse en cualquier tejido u órgano del huésped e iniciar así una lesión en el sistema en el cual se hayan instalado (11).

De esta manera, la infección al desplegarse puede afectar al sistema cardiovascular al encontrarse componentes de la placa bacteriana en los ateromas de las paredes vasculares de los grandes vasos y encontrarse en las alteraciones en las válvulas cardiacas (4, 5,6).

En los diabéticos hay una disminución de la resistencia de los tejidos periodontales ante la placa bacteriana (1) y la inflamación se hace más evidente con tendencia -en algunos casos- a la formación de abscesos.

La lesión periodontal a su vez dificulta el control de la hiperglucemia (13).

Cuando las consecuencias de la periodontitis llegan al útero en los embarazos avanzados, se relaciona con partos prematuros y recién nacidos de bajo peso (10).

Del mismo modo, se podría referir a situaciones similares en  los otros sistemas del cuerpo sea renal, respiratorio, obesidad (9), etc., donde se potenciará una interrelación entre ambos campos tisulares con consecuencias desfavorables.

La historia médica escrita, sumada a una entrevista personal con interrogatorio oral, puede brindar una visión más completa del estado de salud del paciente y poder evaluar el plan de tratamiento y la prescripción medicamentosa adecuada.

Bibliografìa

1-Grossi SG, Skrepcinski FB, De Caro T, Zambòn JJ, Cummins D, Genco R. Response to periodontal therapy in diabetics and smokers. The relation of periodontal infections to sistemic desease. J Periodontol 1996;67:1094-1102.

2-Zambon JJ, Reynolds H, Fisher JG, Shlossman M, Dunford R, Genco RJ.

Microbiological and inmunological studies of adult peridontitis in patients with non-insulin dependen  diabetes mellitus. J Periodontol 1988;59:23-31.

3-Matsuura H. The sistemic Management of cardiovascular risk patients in dentistry. Anes pain Control Dent 1993;2:49-57.

4-Beck JD, Offenbacher S. Sistemic effect of periodontitis: Epidemiology of periodontal desease and cardiovascular desease. J Periodontol 2005;76:2089-2100.

5-Scannapieco FA, Bush RB, Paju S. Associations between periodontal desease and stroke. A sistematic review. Ann Periodontol 2003;8:38-53

6-Stefan R, Ohlsson O, Pettersson T, Persson G. Periodontitis: A Future Risk of Acute Coronary Syndrome? A Follow-Up Study Over 3 years.

7-Aichelmann-Reidy M, Wrigley, Gunsolley J. HIV Infection and Bone Loss Due to Periodontal Desease. J Periodontol 2010;81:877-884.

8-Morita T, Yamazaki Y, Mita A, Takada K, Seto M et al. A cohort study on the asociation between periodontal desease and the development of metabolic syndrome. J Periodontol 2010;81:512-519.

9-Saito T, Shimazaki Y, Koga T. et al. Relationship between upper body obesity and periodontitis. J Periodontol 2001;80:1631-1636.

10-Lòpez NJ, Da Silva I, Ipinza J, Gutierrez J. Periodontal therapy reduces the rate of preterí low birth weight in women wth pregnancy associted gingivitis. J Periodontol 2005;76:2144-2153.

11-Barletta L. Recomendaciones para la prevenciòn de la Endocarditis Infecciosa en odontologìa. Rev. de la Asoc. Odont. Argentina 2002;vol. :90

12-Löe H, Theilade E, Jensen S. Experimental gingivitis in man. J Periodontol 1995;36:177

13-Williams R, Mahan C. Periodontal desease and diabetes in young adults. JAMA 1960;172:776-778

14-Gusberti FA, Syed SA, Bacon G, Grossman N, Löesche WJ. Puberty gingivitis in insulin-dependent diabetic children. Cross-sectional observations. J Periodontol 1983;54:714-720.

15-Ervasti T, Kanuutila M, Pohjamo L, Haukipuro K. Relation between control of diabetes and gingival bleeding. J Periodontol 1985;56:154-157.

16-Umino M, Nagao M. Sistemic deseases in elderly dental patients. Int Dent1993;43:213-218.

17-Matsuura H. The sistemic management of cardiovascular risk patients in dentistry. Anes Pain Control Dent 1993;2:49-57.

18-Douglass CW, Furino A. Balancing dental service requirements and supplies: Epidemiologic and demographic evidence. J Am Dent Assoc 1990;121:587-592.

19-Jolly DE. Evaluation of the medical history. Dent Clin North Am 1994;38:361-380.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*