Periodontitis y Enfermedad de Alzheimer: ya investigan su relación

El hallazgo de bacterias de la enfermedad periodontal en los cerebros de pacientes con Alzheimer tiende un puente entre estas dos patologías que motiva nuevas líneas de investigación.

¿Alzheimer y enfermedad periodontal? Aunque las hipótesis que conectan a ambas enfermedades recién se encuentran en investigación, se demostró que uno de los patógenos que con más frecuencia provoca la enfermedad periodontal se encuentra presente en el cerebro de los pacientes con Enfermedad de Alzheimer.

“La explicación de este fenómeno aún no es definitiva, pero se sugiere la existencia de una asociación bidireccional: por un lado, el deterioro cognitivo de las personas con Alzheimer impediría una higiene bucal adecuada. Por otro lado, se considera que el proceso inmunoinflamatorio crónico y la inflamación sistémica derivada de una periodontitis podría inducir fenómenos neuro-inflamatorios que predispondrían a sufrir enfermedad de Alzheimer. Pero aún queda mucho por aclarar por qué la periodontitis puede provocar tal cadena de eventos que acaben dando lugar a la demencia más habitual en todo el mundo”, se pregunta Gloria Calsina (certificado en Periodoncia de la Universidad del Sur de California, Estados Unidos).

Calsina, que escribió sobre este fenómeno en la Revista divulgativa de la Fundación SEPA de Periodoncia e Implantes Dentales, explica que ambas patologías se cursan de forma diferente pero guardan muchas similitudes: ambas son crónicas, inflamatorias, y pueden tener patrones familiares o formas esporádicas de causa desconocida. Asimismo, su origen es multifactorial y comparten algunos factores de riesgo como la genética, factores ambientales y de comportamiento.

“Clásicamente se pensaba que el cerebro era estéril, al estar aislado del resto del organismo gracias a la barrera hematoencefálica, pero actualmente se sabe que células inmunológicas, mediadores inflamatorios y microbios (incluidos patógenos periodontales) que están en el organismo, pueden traspasar la membrana hematoencefálica”, enuncia la autora en su artículo “Enfermedad de Alzheimer: poniendo el foco en la periodontitis”. Las formas que tienen estos patógenos de llegar al cerebro son los órganos circunventriculares, nervios craneales y canales meníngeos.

“Así, en pacientes con enfermedad de Alzheimer se han encontrado niveles elevados en plasma de anticuerpos para patógenos periodontales como Aggregatibacter actinomycetemcomitans, Tanerella forsytia, Treponema denticola y Porphyromonas gingivalis”, explica Calsina.

También, se descubrió la presencia de Porphyromonas gingivalis (uno de los patógenos más relevantes en la periodontitis) en el cerebro de los pacientes afectados de Alzheimer. Esto indicaría que esta bacteria contribuiría al desarrollo de esa enfermedad neurológica, aunque aún no se sabe si realmente sería la causante.

“Todos estos hallazgos, además de corroborar que una mala higiene oral puede ser un factor de riesgo para sufrir Alzheimer, abre también nuevas líneas de investigación para desarrollar fármacos con los que hacer frente a esta demencia”, anuncia la especialista citada.

Independientemente de los estudios, lo que se desprende de estos trabajos de investigación es claro: la recomendación de que las personas con enfermedad de Alzheimer deben extremar su higiene oral y que es imprescindible -en muchos de los casos- la colaboración de cuidadores y familiares. Así lo piensa la certificada en periodoncia Gloria Calsina.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*