“La periodoncia es una disciplina fascinante” Entrevista al Prof. Dr. Hugo Romanelli *

panodonto-Dr. Hugo Romanelli

panodonto-Dr. Hugo Romanelli

This video requires Adobe Flash for playback.

¿Por qué eligió el tema “¿Cuándo un diente periodontalmente comprometido dice basta?” para la 1º Jornada de Panorama Odontológico?
Uno de los mayores desafíos que presenta la odontología es decidir cuándo extraer y cuándo conservar. Hasta el año 1985 que no existían los implantes: se conservaban los dientes hasta las últimas consecuencias. Luego se extraían y se los rehabilitaba con prótesis removibles o completas. A partir de ese año los implantes cambiaron esa visión. Se debe establecer cuándo el diente me sirve y cuándo extraerlo.
Esa manera de pensar es lo que me motivó a la elección del tema para que el odontólogo tenga un juicio crítico en la valorización de la periodoncia como disciplina en el mantenimiento de las piezas dentarias.

¿Qué sucede con los pacientes con periodontitis severa o agresiva que han perdido sus piezas dentarias y se decide rehabilitar con implantes?
Básicamente está tomada la idea que ante una enfermedad periodontal se extraen los dientes y se los reemplaza por implantes y de esa manera le soluciono el problema al paciente.  No es tan así: hay que tener en cuenta qué fue lo que le hizo perder sus piezas dentarias. La periodontitis agresiva es una entidad muy específica con bacterias específicas y un huésped susceptible a la destrucción ósea ante la acción de las bacterias. Cuando elimino la pieza dentaria estoy eliminando el nicho ecológico que permite la colonización de esa zona por bacterias agresivas. Pero cuando coloco un implante nuevamente se establece un nicho y existe la posibilidad de transmisión de bacterias de un sitio a otro. Además, la periodontitis agresiva tiene un componente genético muy importante, la alta susceptibilidad. Si el paciente era susceptible a la periodontitis agresiva, al cambiar la pieza dentaria por una estructura metálica -un implante- la susceptibilidad se sigue manteniendo.
Es importante ser cuidadoso a la hora de decidir colocar implantes en un paciente con periodontitis agresiva. La posibilidad de una periimplantitis estaría presente entre un 15 y un 20 por ciento.
En periodontitis crónica no existe tan alto riesgo porque no está muy claro el rol de la susceptibilidad del organismo ante estos casos; pero si tuvo una periodontitis crónica y no controla muy bien su placa bacteriana puede llegar a tener una periimplantitis.

¿Cuál sería la limitación, desde el punto de vista periodontal, para tomar una pieza dentaria como pilar de un puente?
Hay que considerar el diagnóstico periodontal, la cantidad de inserción que tiene la pieza dentaria, la palanca extra alveolar fundamentalmente hasta 1 a 1 puede trabajar como pilar de puente. Cuando se pierde esta relación ya se complica. Por otro lado, hay que ver qué tipo de restauración va a tener, la oclusión del paciente, los hábitos del paciente, la conducta del paciente, ver el pronóstico general de todas las piezas dentarias y qué es lo que quiero hacer desde el punto de vista protético.
A partir de eso, veo si lo incluyo dentro de una prótesis fija o no o extraer y colocar implantes.

¿Cómo avanzó la especialidad en la última década y cuáles serían los nuevos desafíos?
La periodoncia es una disciplina fascinante y si bien muchos pensaban que estaba desapareciendo, con la llegada de los implantes está teniendo una auge mucho mayor. Debemos considerarla como una disciplina que tiene que ver con la salud como un ente biopsicosocial del individuo, la presencia de dientes saludables, una buena sonrisa con dientes en salud. Eso es lo más importante.
El desafío que tenemos es tratar de mejorar la salud periodontal de nuestra comunidad. Desafortunadamente, la incidencia y la prevalencia de la enfermedad periodontal siguen siendo muy altas a pesar de los avances tecnológicos y científicos. Hemos controlado o disminuido la enfermedad caries pero la enfermedad periodontal no está disminuyendo.
Lo que debemos hacer como odontólogos para detener el avance y restablecer la salud perdida es hacer todos los programas necesarios para poder lograrlo.
Mantener la salud periodontal es simple haciendo que el paciente aprenda a cuidar su boca y básicamente que el odontólogo sepa diagnosticar precozmente la enfermedad periodontal. Si lo podremos lograr, veremos que la prevalencia de la enfermedad periodontal va a disminuir y tendremos una mejor salud en nuestra comunidad.

* Director de la Carrera de Periodoncia de la Universidad Maimónides
 Doctor en Odontología de la Facultad de Odontología de la Universidad de Buenos Aires
Panorama Odontológico agradece al Dr. Romanelli por haber participado de la entrevista

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*