Implantes: una mirada desde el maxilar

Mucho se escribe y se habla de los implantes. Las distintas especialidades de la Odontología arrojan luz sobre este tema, y en esta oportunidad el acento se pone en qué ocurre a nivel óseo y maxilar. A partir de allí, y bajo esta óptica, qué es recomendable  cuando se pierde una pieza dentaria, cómo abordar un plan de tratamiento y cómo ayudan las imágenes, entre otros temas.

Prof. Dr. Carlos Raúl Guberman

Entrevista

Entrevista

Es Profesor Regular Adjunto de la Cátedra de Cirugía y Traumatología Buco-Maxilo-Facial I de la Facultad de Odontología de la Universidad de Buenos Aires. También es jefe del Servicio de Cirugía II e Implantes del Ateneo Argentino de Odontología así como director de la Revista de esa Institución.

 Ver Video Entrevista

videos

¿Cuál es el momento ideal para la colocación de implantes en los maxilares?

Para responder esta pregunta primero debemos dar algunas precisiones sobre biología ósea en los maxilares. Los huesos maxilares van remodelándose en función de las fuerzas que actúan sobre él a través de procesos de reabsorción y neoformación. El hueso necesita de estímulos para mantener su forma, tamaño y densidad, y son las piezas dentarias quienes ejercen estas fuerzas de tracción y compresión sobre la zona alveolar.

Cuando se pierde una pieza dentaria, la estimulación intraósea desaparece y comienza en este hueso un proceso degenerativo. Lo que primero se produce es la  reabsorción del ancho de los rebordes alveolares y luego disminuye en altura.

Tras una extracción dentaria, la pared vestibular sufre una remodelación más rápida que la palatina o lingual porque es más delgada, en algunos casos papirácea, como la zona de los caninos superiores; y además por las características centrípetas del proceso de reabsorción. El ancho de la cresta ósea puede disminuir un 40 por ciento en los tres primeros años posteriores a la perdida dental.

Entonces es aconsejable colocar un implante lo mas rápido posible a la extracción dentaria. Si la colocación es simultanea a la extracción, esta técnica se denomina “Implantología Inmediata Post Exodoncia”. Esto permite la no reabsorción del proceso alveolar y mantiene el ancho y la altura de la cresta. Otro beneficio es que al paciente se le realizan dos cirugías en un mismo acto quirúrgico.

¿Como realizar una extracción dentaria para esta técnica quirúrgica?

Con el advenimiento de la Implantología lo que cambio es  el paradigma de la extracción dentaria. Hasta no hace muchos años en la Exodoncia no se reparaba y no importaban los tejidos óseos remanentes, se hacían grandes alveolectomías y se comprimían tablas.

Esto cambió. Se debe proceder en la forma más atraumática posible: porque la extracción dentaria es un acto quirúrgico y como todo acto quirúrgico es traumático. Hay que ser mínimamente invasivo, pero no lo que algunos denominan “trabajar sin colgajo, a cielo cerrado”, sin saber qué cantidad y qué calidad ósea se tiene; sino ser lo mas atraumático posible.

Tampoco se debe realizar alveolectomías: se puede hacer odontosección en piezas multirradiculares para extraer raíces individualmente y así conservar los alvéolos; luxar las piezas con elevadores rectos para facilitar la exodoncia; y utilizar instrumental fino y delicado como los Periotomos. Si se fracturan ápices, buscarlos bien alto como en apicectomías para no eliminar hueso del reborde alveolar. No comprimir tablas, que provocan más reabsorción ósea.

Se debe ser conservador para que el paciente pueda mantener su mejor capital, que es el hueso maxilar.

¿Cuáles son las indicaciones y contraindicaciones de la técnica?

Como toda técnica quirúrgica, hay indicaciones y contraindicaciones. Lo que primero a  realizar es un diagnóstico, que siempre será clínico y por imágenes.

En Implantología el diagnóstico por imágenes por excelencia es la tomografía axial computada (TAC), que permite ver la tridimensión del maxilar, cuánto ancho y qué altura tenemos, y en zonas críticas como la del Nervio Denterio Inferior y Senos Maxilares asegura tener medidas más precisas que con las Rx convencionales (periapicales y panorámicas) que son bidimensionales, superponen planos, sin conocer el ancho; y en altura presentan distorsiones, algunas veces muy importantes.

En la técnica de Implantología inmediata post exodoncia no es imprescindible la TAC porque cuando se extrae la  raíz, en ese momento se tiene la tridimensión de la pieza en la  mesa de trabajo. Con una regla milimetrada, se puede medir la raíz en largo y en ancho, qué dirección presentaba, y con esto se sabe qué medida de implante se va a colocar. Con esta técnica alcanza el diagnostico tomando Rx periapicales o panorámicas.

La condición para colocar este implante es que tenga una fijación primaria, que se consigue  traspasando el largo del alveolo dos o tres milímetros, para luego esperar la neoformación  ósea. Por anatomía de zonas vitales, como cercanía al Nervio Dentario Inferior o Seno Maxilar, se pueden colocar implantes de mayor grosor que el alveolo receptor, y así obtener  fijación primaria en las cuatro paredes del alveolo.

Como se mencionó, la condición es tener anclaje primario porque si el implante quedara flotando en el alveolo, sin fijación, el organismo lo terminaría expulsando.

Las contraindicaciones para esta técnica son piezas dentarias con infección aguda, supuración, procesos periodontales muy grandes, envolventes a la raíz, lesiones osteolíticas importantes; es decir, que quede un alveolo tan grande que no consigamos fijación primaria.

En estos casos se procede a la extracción, un muy buen curetaje, lavajes, sutura, y a esperar la reparación y neoformación ósea entre dos y tres meses para la colocación del o los implantes por la técnica convencional.

¿Qué desafío presenta en el futuro esta especialidad?

El desafío futuro en implantología es la formación de los jóvenes profesionales en la especialidad. Que no solo puedan aprender, sino hacer su experiencia. Invitarlos a que participen en las Cátedras de Cirugía I y II de la Facultad, donde se enseña esta especialidad o concurriendo a instituciones como el Ateneo Argentino de Odontología, que tiene varios servicios de Cirugía, donde los jóvenes profesionales no solo son  bien recibidos sino que pueden aprender todas las técnicas quirúrgicas trabajando y guiados por profesionales de mayor experiencia.

También,  tomando cursos teóricos con practica intensiva sobre  pacientes, con dos años de duración para que el cursante pueda hacer el seguimiento, no solo de los implantes colocados, sino también con la rehabilitación protética.

Y por supuesto, para los jóvenes y los no tan jóvenes profesionales, participar de Congresos y Jornadas de la especialidad, donde se discuten y se aprenden todas las técnicas quirúrgicas.

El  jueves 23 y viernes 24 de mayo de 2014, el Ateneo Argentino de Odontología realizará   sus Primeras Jornadas de Cirugía e Implantes, a las cuales  han comprometido ya su participación reconocidos  profesores de cirugía de la Facultad de Odontología de la Universidad de Buenos Aires como los doctores Eduardo Rey, Ángela Smerilli, Javier Bellia, Myriam Parreira y Claudio Becerra, entre otros.

 

Panorama Odontológico agradece al Prof. Carlos Guberman por la colaboración brindada en esta entrevista.

¿Quiere ver el video completo de la entrevista? Visite www.panodonto.com.ar

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*