La OMS lanza una nueva herramienta para combatir la resistencia a los ATB

Clasifica a los antimicrobianos en grupos e impulsa el uso de uno de ellos para contrarrestar la resistencia a los otros. 

La preocupación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por frenar la resistencia bacteriana a los antibióticos la llevó a desarrollar una herramienta denominada AWaRe. La misma clasifica a los antibióticos en tres grupos: acceso, vigilancia y reserva.

AWaRe indica qué antibióticos emplear en caso de infecciones comunes o graves, cuáles se deben usar con moderación o preservación y cuáles se deben usar solo como último recurso. La OMS impulsó una campaña para que todos los gobiernos del mundo utilicen esta herramienta. De esta forma, busca aumentar la proporción del consumo mundial de antibióticos en el grupo acceso en al menos un 60 por ciento y reducir el uso de antibióticos en los grupos vigilancia y reserva. El propósito es mermar el riesgo de resistencia porque los antibióticos de acceso son de espectro estrecho (dirigidos a un microorganismo específico en lugar de a varios) y constituyen los del grupo de antibióticos con el menor riesgo de resistencia.

Para este organismo de las Naciones Unidas, la resistencia a los antimicrobianos es una  “amenaza mundial para la salud y el desarrollo que sigue aumentando a nivel mundial”. Asimismo, observó la falta de investigación en nuevos antibióticos que contrarresten la amenaza a la resistencia y que traten las infecciones resistentes a los antibióticos. Así todo, considera que mejorar el uso de estos medicamentos es «una de las acciones clave necesarias para frenar una mayor aparición y propagación de la resistencia antimicrobiana».

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*