La gente volvió a sacarle la lengua al cáncer

Nueva edición de la campaña de detección del cáncer bucal

Motivado por mejorar la salud de la población y concientizar a la gente y a profesionales por igual, el equipo de la Cátedra de Clínica Estomatológica de FOUBA lanzó “Sacale la lengua al Cáncer 2017”.

 

Esta campaña comenzó en 2014 de la mano del profesor doctor Héctor Lanfranchi Tizeira (titular de la Cátedra de Clínica Estomatológica de la Facultad de Odontología de la UBA). Se repitió con un éxito total durante los años siguientes y sumó una gran variedad de hospitales públicos y privados, círculos y entidades odontológicas y facultades de Odontología de todo el País.

Este año, la campaña tuvo un tinte especial, ya que el 25 de enero el profesor Lanfranchi pasó a la inmortalidad. Y sus discípulos quisieron homenajearlo no sólo continuando su labor, sino también estableciendo la campaña el día de su natalicio, el 14 de julio. Por ello, del 10 al 14 de julio se llevó a cabo la primera edición de “Sacale la lengua al cáncer” sin su mentor, pero con el recuerdo presente y el éxito de siempre.

En la vereda de la Facultad de Odontología de la UBA se preparó un espacio para que la gente pueda atenderse en la campaña. También, por primera vez se sumó el Instituto de Oncología “Ángel Roffo” también de la Universidad.

Esta campaña se focaliza en la detección temprana de los tumores bucales. La mayoría de ellos se localizan en la boca (44 por ciento), laringe (33 por ciento) y faringe (23 por ciento). La pesquisa se realiza en forma gratuita y consiste simplemente en observar el interior de la boca. Es un procedimiento rápido, sencillo e indoloro. Como ocurre en este tipo de enfermedades, la detección temprana es la clave para el tratamiento.

Entre los factores de riesgo se encuentran la edad (40 años en adelante), el alcoholismo, el tabaquismo y la presencia del virus HPV. La incidencia suele ser mayor en hombres que en mujeres.

Si bien los síntomas pueden ser inespecíficos, pueden incluir disfonías prolongadas en el tiempo, dificultad para tragar, úlceras o manchas en la boca o ganglios inflamados en el cuello. Una vez detectada la enfermedad, el tratamiento dependerá de su localización, del estadio de desarrollo y del estado de salud en general del paciente. El mismo puede incluir la cirugía, la radioterapia, la quimioterapia y drogas de blanco específico.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*