Hipersensibilidad y Erosión Dental – Entrevista al Prof. Dr. Eduardo Lanata

panodonto-Dr. Eduardo Lanata

panodonto-Dr. Eduardo Lanata

This video requires Adobe Flash for playback.

Hipersensibilidad y Erosión Dental

Un tema de consulta frecuente en el consultorio es la hipersensibilidad de los dientes y la erosión ácida. En esta entrevista exclusiva para Panorama Odontológico, el profesor doctor Eduardo Lanata (profesor consulto de la Cátedra Técnica de Operatoria Dental de la Facultad de Odontología de la UBA) repasa las causas, analiza los tratamientos e indaga en los desafíos que presenta esta patología.

1) ¿Qué nos puede decir sobre hipersensibilidad y erosión dentaria?

Como es conocido, la hipersensibilidad se debe a la exposición de los conductillos dentinarios. La etiología es multifactorial y puede prevaler alguna sobre otra. Generalmente, predomina la abfracción generada por el trauma oclusal tan presente en la actualidad; donde la “calidad de vida” pasa por tener bienestar económico y  el estrés es causado por el estilo de vida en las grandes ciudades y por el mundo globalizado. El otro factor muy frecuente es la erosión producida por el mayor consumo de bebidas con bajo tenor ácido (gaseosas, jugos, bebidas saborizadas, energizantes, etc.). Y finalmente, encontramos la abrasión motivada por un cepillado excesivo y en particular por la fuerza que emplean los pacientes que creen que las bacterias mueren por aplastamiento. Este factor en forma aislada difícilmente sea primordial. Es el último eslabón de la cadena, se puede especular que sucede lo siguiente: por el estrés oclusal la superficie dental se astilla, en las brechas que se generan penetran los ácidos de las bebidas y estos hacen perder al diente resistencia al desgaste. Finalmente, puede actuar el cepillado barriendo las estructuras dentarias.

2) ¿Qué hay de nuevo en adhesión?

Los sistemas adhesivos de última generación son aquellos denominados de autograbado  o  self-eching. Tienen como ventaja primordial la rapidez de la técnica de empleo, ya que no requieren el grabado previo, lavado y secado. Por este motivo,  el odontólogo no tendrá problemas de equivocarse en los pasos de la técnica de colocación. Por otro lado, al no eliminar el barro dentinario se disminuyen las posibilidades de generar lesiones pulpares. Algunos docentes  manifiestan que tiene valores bajos de adhesión. Esto es verdad, pero son suficientes para lograr compensar la contracción y el estrés de polimerización, y evitar la brecha marginal.

3) ¿Qué parámetros debemos tener en cuenta a la hora de decidir entre una restauración con composite y una incrustación?

Cuando  faltan varias paredes o porque  éstas están débiles (es decir, no ofrecen garantías de soportar las fuerzas de la oclusión) es preferible realizar una incrustación para evitar el fracaso de la restauración. No obstante ello, el profesional debe estar capacitado para realizar restauraciones directas cuando las condiciones socio-económicas impidan realizar una incrustación estética. En estos casos las posibilidades de duración a largo plazo son aceptables.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*