Felíz Día de la Odontología

Ser odontólogo hoy

 

Desde fines del siglo XIX, la Odontología en Argentina comenzó a transitar un camino recto de progreso en todas sus aristas: académica, científica y profesional. De un curso en una Carrera de Medicina a una Facultad; de los viejos materiales a los tejidos e injertos; del paciente de consultorio a las problemáticas sanitarias y epidémicas. Todo se complejizó y para el odontólogo el desafío es tentador: se cuenta con más tecnología, más saber, más intercambio entre colegas y especialidades. También se presentan riesgos que antes tal vez no estaban tan presentes en nuestra práctica: la intromisión del litigio, los cambios en los hábitos de nuestros pacientes, en la forma de atención, la mayor exigencia basada en resultados.

Son estas dos caras de la moneda lo que hace tan especial a nuestra profesión: lo bueno que viene con ella y lo que nos hace repensar cómo mejorarla. En la actualidad, el perfil del odontólogo es el profesional que se capacita constantemente, que lee, que consulta a otros colegas de otras especialidades y trabaja en equipo. Es el que conjuga arte y ciencia, porque hoy en día la práctica tiene algo de las dos.

De cara al futuro, los odontólogos tienen varios desafíos. Uno de ellos es continuar con la jerarquización de su profesión y velar por el correcto ejercicio de la misma. Otra es seguir tendiendo puentes con otras disciplinas y con los propios colegas, con todas las oportunidades que la tecnología ofrece para crear una comunidad de profesionales más conectados. Algunas experiencias de este estilo ya se están probando en la Argentina y en el mundo. También es estimular el acceso a la capacitación permanente, en donde las facultades, sociedades, asociaciones y círculos cumplen un papel muy importante. Similarmente, lo es reflexionar sobre las condiciones de trabajo y atención en el ámbito público y privado, y –por qué no- sobre cómo pensamos la salud pública odontológica en el País.

Y aunque algunas de estos pensamientos puedan parecer que nos exceden como humildes odontólogos, todos somos parte de esta profesión maravillosa y por lo tanto –aunque no nos demos cuenta- aportamos nuestro grano de arena cotidianamente.

Por todo eso, Panorama Odontológico les desea a todos sus colegas muchas

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*