Entrevista a la Dra. Ana María Ramón de Blanco

Ortopedia: su importancia para la Odontología

La Ortopedia es una especialidad fascinante. No sólo porque está obligada a compartir su trabajo con otras ramas de la Medicina, sino porque detecta y trata problemas del equilibrio morfo-funcional a edades tempranas (y también adultas) que modifican la calidad de vida de los pacientes. Una breve recorrida por esta entrevista a la doctora Ana María Ramón del Blanco adentra sobre qué trata y el valor de esta disciplina.

Ver Video Entrevista

videos

 

 

 

Entrevista

Entrevista

La doctora Ana María Ramón de Blanco es directora de la Escuela de Ortopedia Funcional del Círculo Argentino de Odontología (CAO). Además, es profesora titular de la especialidad Ortopedia Funcional y Crecimiento y Desarrollo de la Universidad Kennedy y de la Universidad de Morón; y también dicta cursos en el país y en el exterior.

¿Qué es la Ortopedia?

La Ortopedia Funcional de los Maxilares es una especialidad odontológica que tiene como objetivos prevenir y corregir los problemas de oclusión. Pero no sólo trabajando sobre las piezas dentarias, ya que con nuestras  aparatologías modulamos el crecimiento esqueletal. Es decir, trabajamos a otro nivel: nuestro propósito es armonizar los problemas máxilo-mandibulares en las clases 2 ó 3 de Angle, diagnosticando y rehabilitando las disfunciones que las acompañan. Por ejemplo, la respiración bucal, la masticación viciosa, la deglución disfuncionada, etc.

Además, nuestra formación multidisciplinaria nos permite abordar al paciente desde una visión global, detectando problemas posturales que se presentan frecuentemente con la maloclusión.

 

¿A partir de qué edad se puede realizar?

Nuestro enfoque es preventivo si se detectan las  anomalías en edades tempranas. Comenzamos el tratamiento -siempre que el paciente lo permita- a veces con simples tallados en piezas temporarias siguiendo un protocolo para tal fin. Destrabamos la oclusión y le damos dinámica a la mandíbula; o bien colocando nuestros aparatos “bimaxilares” que actúan cambiando el engrama muscular del niño para llevarlo a un patrón más equilibrado.

Nuestro país si bien fue pionero en la especialidad -dado que trajimos a todos los maestros de Europa- no avanzó en la aceptación por parte de los colegas de trabajar más allá de los doce años. En Brasil la especialidad es muy fuerte y tratan adultos con excelentes resultados estéticos y funcionales.

 

Entonces, ¿la Ortopedia en adultos está indicada o contraindicada?

La Ortopedia no está contraindicada en adultos, sobre todo  para aquellos que tienen problemas de ATM ya que nuestros tratamientos descomprimen el espacio articular, aumenta la dimensión vertical y le brinda dinámica al sistema para que pueda encontrar su equilibrio. En pacientes con planos oclusales quebrados, lo nivelamos para después rehabilitarlo protéticamente.

 

¿Qué hábitos nos deben llamar la atención para realizar la derivación?

Al hablar de hábito pensamos en succión digital pero hay otros que son factores etiológicos de las disgnacias, como succión de carrillo, interposición labial, etc. Todos deben ser tratados. Además, la detección de la falta de crecimiento del arco dentario que no presenta los diastemas fisiológicos; la falta de desgaste dentario por dietas blandas  no fibrosas que provocan trabas e impiden los avances fisiológicos de la oclusión, que atrofian el sistema masticatorio -como decía el doctor Pedro Planas, uno de nuestros maestros-; las sobremordidas, mordidas abiertas o cruzadas, etc. La derivación tiene que ser temprana, ya que cuanto antes se revierta el problema tiene menos posibilidad de alterar el crecimiento de los maxilares.

 

¿En qué situación actual se encuentra la Ortopedia? ¿Hay alguna visión interdisciplinaria?

Como mencioné al principio, la rehabilitación de nuestro paciente en forma global nos obliga a trabajar en equipo: con el pediatra, otorrinolaringólogo y alergista para tener diagnósticos certeros. También con la Fonoaudiología, que trabaja rehabilitando las funciones; y muchas veces con la kinesiología para lograr equilibrio postural. De allí que nuestro objetivo es lograr lo que denominamos “eugnacia”, el equilibrio morfo-funcional del paciente.

 

¿Cuál será el desafío futuro de la especialidad?

La década de 1990, llamada del “SNC”, nos permitió comprender cómo rehabilitamos a nuestros pacientes gracias a la plasticidad neuronal, que responde a la excitación neural que generamos con cada elemento de nuestros aparatos sobre los receptores periodontales de la ATM,  neuromusculares, neurotendinosos, mucosales, etc. provocando la respuesta a nivel óseo por medio de la acción muscular.

Los nuevos medios de diagnóstico como la resonancia y la tomografía nos permitieron  ver los cambios a nivel del cóndilo y la cavidad glenoidea, cómo el fibrocartílago que tapiza a ambos, prolifera y a partir de ella crece la zona posterior de la mandíbula. Aportes como los del doctor Bakr M. Rabie de Universidad de Hong Kong, que detectó una de  las proteínas denominada Indian Hedgehog I.H.H. que es la mediadora en este proceso de cambio, hace que estemos transitando un camino cada vez más certero en la especialidad con más evidencias científicas de los resultados logrados.

 

Panorama Odontológico agradece a la Dra. Ana María Ramón de Blanco por haber participado en esta entrevista.

Para ver el video de la entrevista visite www.panodonto.com.ar

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*